Inicio » Enseñanzas Biblicas » EL CAMINO HACIA LA VIDA ETERNA

EL CAMINO HACIA LA VIDA ETERNA

16.08.2011. 05:14

Camino Verdad y Vida

EL CAMINO HACIA LA VIDA ETERNA


El cristianismo como religión se impone frente a todas las demás religiones. Ningún otro grupo religioso puede reclamar y probar irrefutablemente que su líder murió y resucitó de entre los muertos. El mensaje principal se centraliza en este evento en particular. El cristianismo ofrece perdón de pecado y la vida eterna para todos los que creen en Jesús como único y suficiente salvador. Todos han pecado y están destinados a condenación eterna pero Cristo da vida y vida eterna. Ese el mensaje. Desafortunadamente hoy se predican muchos mensajes con relación al cristianismo pero el mensaje principal del cristianismo sigue siendo el mismo y no cambia.

Hay una gran pregunta que todos nos hacemos. ¿Qué pasará cuando muera? ¿A dónde voy a pasar la eternidad? La pregunta más importante que usted debe contestar en su vida es ésta: “Si yo muriera hoy, ¿pasaría la eternidad en el Cielo con Dios?” Su relación con Cristo Jesús es esencial para contestar esta pregunta.

La Biblia nos dice en 1 de Juan 5:13, “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna…” La simple verdad es que ¡Dios quiere que sepas a dónde vas! En pocas palabras aquí esta como saberlo:

El perdón de pecados y la vida eterna para todo aquel que cree es suficiente mensaje para la humanidad. Aunque el evangelio trae consigo muchos otros beneficios como lo son la sanidad, la paz, las bendiciones materiales, etc., estos son de carácter secundario cuando lo comparamos la “justificación” o perdón de pecados y la vida eterna.

El camino hacia la vida eterna, se hace con una vida recta, no hay otro modo, y para eso debemos alejarnos de muchos males. San Pablo nos dice: Buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Aspirad a las cosas de arriba, no a las de la tierra. (Col. 3,1)

Las bases para declarar al hombre justo (perdonado de sus pecados) y otorgarle la vida eterna parten de la completa obra redentora de Cristo. Del sacrificio en la cruz del calvario y de su resurrección de entre los muertos. Todas las demás religiones del mundo procuran alcanzar la vida eterna y el perdón de sus pecados por medio de las buenas obras. Sin embargo, la doctrina cristiana bíblica enseña que el perdón y la vida eterna se alcanzan solamente por medio de la fe, las buenas obras son simplemente producto o fruto de la fe verdadera.

Una pregunta importante: ¿Lázaro vino a Cristo muerto o vivo y si vino vivo, cuando vivió, antes o después de responder al llamado del maestro? Si miramos la enseñanza espiritual de este milagro podemos ver como solo Cristo puede hacer algo que el Lázaro no podía hacer, Lázaro podía salir de la tumba, (tipo de las tinieblas del diablo) y obedecer al llamado de Jesús de salir fuera hacia la luz (tipo del reino de Cristo), solo después que había recibido la vida. Nada pudo haber hecho antes. Estuvo cuatro días muerto en la tumba, pero solo cuando Cristo obró el milagro de resurrección en él fue que pudo salir de donde se encontraba y venir a Jesús. Esa es la gloria de Dios de la que habló Jesús a Marta. En la salvación del hombre solo Dios que resucita a los muertos para que respondan se lleva la TODA la gloria.

Las Cartas del Apóstol San Pablo, constituyen una fuente riquísima de sabiduría e inspiración espiritual, ellas inspiran al hombre para la vida recta. En efecto, explican, cómo se pueden vencer las inevitables pruebas de la vida; cómo realizar los altos ideales cristianos y en qué consiste la hazaña de ser cristiano. En la Carta de san Pablo a lo Colosenses, les pide quitar todo lo terrenal que hay en ellos (Col. 3, 5-11), todo los que provoca la molestia de Dios, los malos deseos, la codicia, que es una idolatría, la cólera, ira, maldad, maledicencia y palabras groseras, el mentirse unos a otros. También les pide que aprendan a vivir como hombres nuevos. (Col. 3.12-17), es decir como elegidos de Dios, santos y amados, de entrañas de misericordia, de bondad, humildad, mansedumbre, paciencia, soportándonos unos a otros y perdonándonos mutuamente, si alguno tiene queja contra otro. “Como el Señor os perdonó, perdonaos también vosotros. Y por encima de todo esto, revestíos del amor, que es el vínculo de la perfección.

La razón de nuestra salvación de acuerdo a la Biblia es que cuando ‘éramos rebeldes, extraviados, sirviendo las concupiscencias, y los deleites, aborreciendo los demás, ENTONCES “Dios nuestro salvador” manifestó su bondad, no por obras de justicia que hubiésemos hecho, sino POR SU MISERICORDIA NOS SALVO por medio del LAVAMIENTO DE LA REGENERACION y LA RENOVACION DEL ESPIRITU SANTO. Dios toma la iniciativa en la salvación del hombre, El no espera que nosotros cambiemos para luego salvarnos, sino que nos cambia para salvarnos.
La Biblia nos dice que Dios nos hizo renacer / resucitar POR LA PALABRA; Pero también nos damos cuenta en la Escritura que NO TODOS son renacidos por EL PODER DE la Palabra. Pablo a los Corintios, la Palabra de la cruz es locura a los que se pierden, sean judíos o sean griegos; PERO A LOS LLAMADOS de entre los judíos y los griegos, la predicación del Evangelio es poder de Dios. Otra vez, La PALABRA es suficientemente poderosa para salvar "A LOS QUE SON LLAMADOS".

Esta va a darla a todos los que han aceptado al Hijo de Dios, Jesucristo, quien llevo a cabo la obra que el Padre le encomendó: anunciar el Evangelio.

Unos lo aceptaron y otros no. Pero él no se limitó a exponerlo sólo a los judíos predestinados, sino que a todo el que quiso acoger su palabra.

La palabra de Jesús, es la palabra de Padre, y El nos pide creer en ella, permanecer y atesorarla, esto es guardarla con fidelidad, así seremos fieles apóstoles de nuestro hermano Jesús. Para que todos los que creen en él tengan vida eterna. Así es, Jesús es testimonio de la verdad, y nos da testimonio de nuestro Padre Dios, amando, aceptando, conociendo a Jesús, amamos, aceptamos y conocemos al Padre Dios, nuestra fe en Jesús, nos llevara a la vida eterna.

Nuestra fe, consiste en recibir a Cristo Jesús, en conocerlo y en El conocer al Padre, en conocer en El al enviado del Padre. Jesús mismo nos lo dice para que todos los que creen en él tengan vida eterna.

Parece algo presuntuoso el que prediquemos que con solo recibir por medio de la fe este sacrificio, podamos recibir perdón y vida eterna. Esto, por supuesto ha sido causa de burla de las demás religiones y de muchos grupos dentro del cristianismo quienes añaden obras a la salvación y han buscado por todos los medios el desacreditar la verdad acerca de Jesús y de este evangelio. Aunque muchos han tratado de hacer de Jesús un mito de la historia o producto de la mente humana, jamás han podido borrar de las páginas de la historia y de la Biblia la realidad de que Cristo existió y que fué crucificado.

¿Qué hace una persona que ama a Dios? Bueno aquellos que han estado enamorados alguna vez saben que uno desea pasar el más tiempo posible con la persona que ama, pasa tiempo conversando con ella o con él. Pasa tiempo queriéndole conocer más y mejor y desea que la relación crezca; y no hace nada que pueda ofenderle. Piensa en todo momento sobre esa persona y no puede esperar el día para verle cara a cara.

El mismo fenómeno ocurre en la relación con Dios. El que ha nacido de nuevo siente deseo de conocer a Dios más y mejor. Quiere pasar tiempo comunicándose con él en oración. Trata de saber como es y lo que piensa por medio de la lectura de la Palabra. Crece en su relación con Dios, a todos le habla de esta bella relación que tiene y del gran amor que ha encontrado y desea que otros también le conozcan y no puede esperar que llegue el día para verlo cara a cara pero mientras ese día llega, no hace nada que pueda ofenderle por eso se separa del mundo y se guarda en santidad para Él. ¡Eso es amar a Dios!

Ahora, si usted no se siente identificado con los “Nacidos de Nuevo” pero quiere serlo es señal de que Dios ya está trabajando en su vida. No se desespere, busque siempre escuchar la predicación del Evangelio. Sólo en él Evangelio hay poder para salvar su vida de la condenación eterna. Escuche la palabra de Dios predicada, lea artículos (tratados) que predica él evangelio, asista a una iglesia basada en la Biblia y donde se predique él mensaje de Dios. Pero mientras hace eso, usted puede ser salvo en este mismo momento, sepa que Jesucristo murió por los pecadores. Si usted reconoce que ha pecado y está lejos de una relación con Dios, destituido de su gloria, entonces arrepiéntase de sus pecados y confiéselos a Dios en este mismo momento, sepa que sólo a través de Jesucristo hay esperanza para usted. Crea de todo corazón que la sangre de Jesucristo tiene poder para limpiarle de todo pecado. Si ha hecho esto, escríbanos y déjenos saber de su decisión de servir a Cristo.
Comience a leer la Biblia y a mantener una comunicación con Dios por medio de la oración. Aléjese del pecado y camina una vida limpia con fe en que Cristo le ayudará y confiese “todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Fil. 4:13).

Si nunca le ha pedido a Cristo Jesús que sea su Salvador personal, lo puede hacer en este momento. Si Él está en su corazón, su vida tendrá un propósito. En este momento puede hacer ésta oración con un corazón sincero:

”Señor Jesús, yo creo que tu eres Dios, que moriste por mis pecados, y que tu resucitaste de entre los muertos. Yo sé que soy pecador y te pido en este momento que seas mi único y suficiente Salvador. En ti pongo toda mi confianza y recibo tu regalo de vida eterna. ¡Gracias por tu promesa! En Cristo Jesús, Amén”

ABEL REYES TELLEZ

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 5

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: