Inicio » Enseñanzas Biblicas » El líder católico del siglo XXI

El líder católico del siglo XXI

08.07.2010. 17:37

foto_128 

 

Cuando uno compra una televisión, un refrigerador, una grabadora y muchas cosas más, la gran mayoría de ellos viene siempre con un instructivo o manual. La razón es muy sencilla pero al mismo tiempo es muy importante: si se le quiere dar un buen uso y sacar el máximo de provecho al aparato es totalmente indispensable leer las instrucciones. Estas son profundamente desarrolladas por el fabricante y nos va a ahorrar posibles dolores de cabeza y nos ayudara a disfrutar de nuestra compra.

¿Se da cuenta que estamos hablando de un simple aparato eléctrico o electrónico? Si es necesario hacerlo con un objeto con mucha mayor razón es necesario conocer el manual que Dios nos ha dejado para llevar a los hombres a la salvación. Esto es urgente para poder acelerar el Reino. Hay que recuperar de una manera real el valor de la Sagrada Escritura en el trabajo que realizamos como servidores de Dios. (2 Tim 3,15)

El líder católico del siglo XXI será un hombre que conozca, ame, viva y predique con profundidad la Palabra de Dios (La Biblia). La razón del enfriamiento o tibieza de muchos grupos actualmente se debe en gran parte a que sus líderes no han puesto en un lugar principal la Biblia. Desafortunadamente todavía hay muchos lugares donde se dan charlas pre-sacramentales, catequesis y formación sin la Biblia. Muchas veces ni el catequista, el predicador, el conferencista o el orador la llevan ni la usan. Hemos avanzado mucho, pero falta mucho por hacer en este aspecto.

Si como líderes no conocemos las instrucciones o el manual que Dios nos ha dejado de como guiar a los hermanos es normal que no los llevemos por el camino más corto y seguro.

Recuerda usted lo que San Jerónimo dijo: «Desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo»
¿Qué pasaría si este gran santo viviera y se diera una vuelta por las parroquias, movimientos y centros de formación?   O se encontrara con que hay:

* Congresos catequéticos donde el tema principal es la importancia de la Biblia y nadie la lleva... ni siquiera el que da la conferencia.
* Encuentros de planeación pastoral de varios años donde la Sagrada Escritura brilla por su ausencia.
* Reuniones de sacerdotes donde nadie la usa, ni siquiera en la oración.
* Retiros vocacionales donde el predicador no usa la Biblia.
* Encuentro nacional de pastoral juvenil sin la Sagrada Escritura.
* Congreso internacional sobre la vida religiosa en los tiempos actuales donde ningún ponente la lleva.
* Avisos parroquiales afuera del templo donde se anuncia de todo menos cursos de Biblia.
* Eucaristía donde se va a celebrar el centro de nuestra fe y el pueblo de Dios no lleva la Sagrada Escritura

 

Si bien se ha avanzado bastante en este aspecto, al parecer algunos tienen la idea de que solo en un curso de exégesis bíblica es cuando hay que usarla. ¿No será por esto que las cosas no funcionan tan bien en la pastoral? ¿No será que estamos dejando a un lado el manual de instrucciones que el Señor nos dio?
¿Se nos habrá olvidado que para Construir una Casa es necesario tener y seguir el Plano?
Reafirmemos porque somos los católicos los que más debemos de usarla: La Iglesia Católica reunió y estableció el canon de la Biblia
*Año 393 Y 397.*
Un sacerdote católico la tradujo de las lenguas originales al latín.
*San Jerónimo*
Monjes católicos durante siglos hicieron las copias a mano de toda la Biblia.
Un cardenal colabora en la división de capítulos y versículos.
*Stephen Langdon*

¿Quién la lee más? EL PROTESTANTE. Esto sí que es para Ripley y casi, casi para el récord güines. Todo el trabajo lo hace la Iglesia Católica, es nuestra y llegan unos "despistados" para disfrutarla y para distorsionarla.
Aquí el problema no es el valor y promoción que el magisterio de la iglesia le da a la Sagrada Escritura, ni la profundidad de los estudios exegéticos que actualmente se realizan. No. Ahí todo está bien. El problema radica que en la práctica, en la pastoral, en lo concreto, el líder no la tiene constantemente en sus manos. Alguien dirá: Pero casi todo católico hoy en dia tiene la Biblia en su casa. Si, respondo yo... muchos la tienen abierta en los salmos para la buena suerte, según ellos.

No. No basta tenerla solamente para estudio en el salón de clases del seminario o en el curso bíblico del Instituto teológico o en cursos para hacer una licenciatura en exégesis bíblica. Tenerla solo en estos momentos ha provocado que cuando el sacerdote o religiosa o diacono dan un curso bíblico en muchas ocasiones sea un estudio abstracto que hace que pronto la mayoría no entienda, se aburra y ya no vuelva.

Desafortunadamente en muchas ocasiones el obispo, el sacerdote el diacono, la religiosa y el servidor laico no la están teniendo constantemente en sus manos para leerla, meditarla, vivirla y predicarla. Y si no la tiene el líder, menos la tendrán los grupos, ministerios o comunidades. Algunos hasta llegan a decir que está mal hacerlo porque parecemos protestantes. Que increíble.

Por esta misma razón cuando en los medios de comunicación quieren poner una foto que represente a la Iglesia Católica buscan una imagen de un sacerdote vestido con sus ornamentos y celebrando la Eucaristía. En cambio para hablar del protestante ponen al pastor con una Biblia y predicando.

 

Si de verdad deseas acelerar el Reino de Dios lucha para que la Biblia, que es un regalo de Dios de y para la Iglesia Católica, vuelva a su lugar de origen: en las manos del católico, sobretodo de los líderes y servidores, empezando por ti.

Es por eso que en el documento Tertio Milennio adveniente el Papa nos dice:
« Es necesario que los cristianos, sobre todo durante este año, vuelvan con renovado interés a la Sagrada Escritura... En el texto revelado es el mismo Padre celestial que sale a nuestro encuentro amorosamente y se entretiene con nosotros manifestándonos la naturaleza del Hijo Unigénito y su proyecto de salvación para la humanidad» (Cfr. No. 40)

  No olvidemos nunca lo que el Concilio Vaticano segundo habla acerca de esto: “La Iglesia ha venerado siempre la Sagrada Escritura tal como se hace con el Cuerpo de Jesucristo....”
Dei Verbum No. 25

Esta es la actitud del discípulo de Jesús del tercer milenio y tu puedes ser uno de ellos: "Con la Biblia en la mano".

 

Martin Zavala M.P.D.

1

luz miryam zapata on 05.09.2012. 09:37

Me gusta ser conosedora de la palabra de Dios y de la iglesia catolica, me gustan las imagenes biblicas. Gloria a Dios.

2

nery on 05.08.2012. 16:21

gracias por habrirme la mente coincido totalmente con usted dios la bendiga ¡

3

pilar mejia on 12.02.2012. 17:55

Gracias mi Dios. Y recivan mil bendicione por motivarnos en la palabra de Dios. Ojala y muchos lideres leean esta pajina. Bendita sea la palabra de Dios. Que Dios nos de mucha hambre y sed de su palabra. Amen.

4

mercedes on 27.07.2010. 01:25

Amén.Coincido plenamente con el comentario.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 6

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: