Inicio » Historia de la Iglesia » LAS CRUZADAS

LAS CRUZADAS

25.07.2011. 03:46

Las Cruzadas 
 
CAPITULO I
LAS CRUZADAS.
DESDE LA PRIMERA CRUZADA HASTA 1204
 
1.- INTRODUCCIÓN: EL MOVIMIENTO DE LAS CRUZADAS, IDEA Y MOTIVACIONES.

La investigación sobre las Cruzadas como fenómeno típico de la cristiandad occidental de la plena Edad Media debe aproximarse a su objeto por dos vías:

•Las Cruzadas son una acción eclesiástica siendo una iniciativa pontificia. Por eso es necesario estudiar los motivos, no sólo políticos, que han llevado a los papas a proclamarlas, sino las expectativas espirituales que se encuentran detrás de esta iniciativa.

•Ningún papa ha sido nunca el comandante supremo de las Cruzadas, no tenían ningún medio para obligar a la gente a emprender la Cruzada. A la Cruzada se va por propia voluntad, no por ser obligado. Tampoco tuvieron los papas un influjo sobre la ejecución de las Cruzadas una vez comenzadas; si alguna vez lo intentaron los resultados fueron desastrosos. Las Cruzadas tienen por tanto una dinámica propia independientemente del pensamiento eclesiástico papal.

Las Cruzadas surgieron de determinadas condiciones económicas y sociales existentes en el occidente latino en el paso al siglo XI. El movimiento de las Cruzadas no se puede definir a partir de su forma organizativa, o de su finalidad político-militar, de ser así no sería otra cosa que una guerra eclesiástica con una finalidad geográfica precisa y con la indulgencia como medio publicitario. Resulta excesivo que esta guerra eclesiástica sea introducida en un cuadro de interpretación que la distingue del resto de las guerras. Es obvio que lo decisivo para el establecimiento del movimiento de las Cruzadas fueron las ideas teológicas.

Debemos hablar en primer lugar de la ideología de las Cruzadas. El primero en estudiar la idea de Cruzada fue Karl Erdmann en su obra de 1935, cuyas ideas siguen siendo clásicas a pesar de que la investigación reciente ha modificado algunos aspectos. Menos estudiada ha sido la evolución de esta idea en los siglos XII y XIII, faltando una síntesis del período.

Los elementos esenciales para comprender la idea de Cruzada son los siguientes:

1) Una nueva valoración de la guerra en el siglo XI. Originariamente la Iglesia había distinguido netamente la militia Christi de la militia secularis. La militia Christi expresaba la lucha espiritual contra el mal (así aparece en la Regla de San Benito). La militia secularis era el servicio militar profano, que en el imperio pagano romano implicaba también sacrificios a la divinidad del emperador, lo que era incompatible con la fe cristiana.

La desconfianza de la Iglesia hacia el servicio militar continuó incluso tras la cristianización del imperio romano y durante la primera Edad Media. Se retoma en occidente en la primera Edad Media la idea agustiniana de la guerra justa para justificar la existencia de ejércitos cristianos (tiempos carolingios). Según los teólogos de la Alta Edad Media sólo la guerra defensiva podían considerarse guerras justas.

Hacia el año 1000 podemos constatar un cambio en la base teórica y se comienzan a admitir excepciones, de modo que en casos particulares una guerra ofensiva puede ser una guerra justa (Reconquista de la Península Ibérica, lucha de las ciudades marítimas italianas contra los sarracenos).

Con el papa Gregorio VII la diferencia entre militia secularis y militia Christi comienza a desaparecer. Ahora ya el uso de las armas en una guerra puede ser expresión de la militia Christi en cuanto se transforma en lucha por la fe cristiana. Aquí han tenido un papel importante los canonistas, uno de los primeros, que sigue la definición de S. Isidoro de León (¡perdón!, de Sevilla) tomada a su vez de San Agustín, será Ivo de Chartres en sus Colecciones de Cánones (1191-1195): Isidoro conoce como motivos para una guerra justa sólo la defensa, la punición de los disturbadores del orden, la recuperación de los bienes robados. (Etym XVIII 1, 2-4). Ivo en sus obras Decreto y Panormia, no quiere incitar a la guerra, pero sus explicaciones alteraron la aplicación del concepto de la guerra justa a la Cruzada. Afirma Ivo: .para los que alaban verdaderamente a Dios también aquellas guerras son pacíficas ya que se llevan a cabo, no por obediencia o por crueldad sino por amor de la paz, para castigar a los malos y elevación de los buenos.; y en otro lugar dice que .la guerra justa es la que se hace para recuperar los bienes o para la represión de los enemigos. En estas afirmaciones entraba perfectamente la Cruzada. La militia Christi puede realizares incluso con las armas. Al mismo tiempo la obligación a esta lucha por la fe se extiende a todos los caballeros cristianos, involucrando así no sólo a los reyes y príncipes cristianos, sino a todos los que están en grado de poder luchar.

Con estas nuevas interpretaciones de la militia Christi la iniciativa pasa del soberano al pontífice, de modo que no habrá un papa en toda la Edad Media que no se haya expresado en este sentido en favor de las Cruzadas. Incluso Pío II quería organizar una Cruzada contra los turcos y murió en Ancona 1464 esperando la partida del ejército cruzado.

Gregorio VII será el primer papa en desarrollar estas ideas, el cual ha sido llamado por Karl Erdmann .el papa más guerrero de toda la historia de la Iglesia. Si Gregorio VII no había pensado en ningún ejército para las Cruzadas, si deseaba llevarlas a cabo, debiéndose a él y a su partido reformista en gran parte la idea de la Cruzada. La idea de Cruzada es un fruto de la reforma gregoriana.

2) Junto al papado es determinante para la consecución de la idea de Cruzada el interés que tenía en ella la caballería europea. No es casual que la primera Cruzada sea sobre todo una empresa francesa. En la Francia del período de la disgregación feudal cada príncipe tenía un gran interés de tener un gran número de vasallos bien pertrechados para poder defenderse e imponer su propio influjo. Así se había desarrollado en Francia a lo largo del siglo X y XI, más que en otras regiones, una pequeña aristocracia excepcionalmente numerosa, la caballería.
Los que habían alcanzado esta dignidad tenían un gran interés por mantener este status. No sólo no era posible estar dividiendo continuamente la limitada propiedad de las tierras, sino que incluso eran caballeros bastante pobres con un pequeño terreno llamado alodio, que no se podía dividir entre los descendientes. Unido a ello se desarrollará en Francia la fraternitia, por la que el alodio permanece como propiedad de toda la familia sin permitirse la división entre los herederos. Incluso los representantes del estrato noble clásico, más alto, que disponían de derechos soberanos, los castellanos, tenían problemas económicos cuando tenían muchos hijos.

De este modo sólo les quedaba a muchos jóvenes nobles la siguiente posibilidad: o entrar en un monasterio o en una colegiata, o la ampliación de sus posesiones mediante la faida, las pequeñas guerras privadas con los vecinos, o el tentativo de ganarse una existencia adecuada al propio rango como aventurero, como guerrillero.

Muchos optaron por la última opción asociándose al Duque Guillermo de Normandía cuando conquistó Inglaterra en 1066. En 1064 muchos caballeros franceses tomaron parte en una denominada Cruzada para socorrer a los cristianos españoles contra los sarracenos.

Como resultado de estas premisas la idea de la Cruzada no estaba de suyo ligada a un determinado territorio, es decir a la Tierra Santa, sino a otras regiones y a otros enemigos, que podían llegar a ser el adversario de los caballeros cruzados. Aquí surgirá una discusión entre los expertos sobre cuándo podríamos hablar verdaderamente de una Cruzada. Algunos estudiosos ligan el concepto de Cruzada a las guerras en Tierra Santa o en Oriente Medio, mientras otros alargan el concepto a otros adversarios y objetivos sin perder la concepción de la propia cruzada.

3) En la base del movimiento cruzado está la idea del peregrinaje para expiar la propia culpa. La peregrinación es una de las características de la espiritualidad medieval, presente ya en la época merovingia con la peregrinación a las tumbas de S. Pedro y S. Pablo a Roma, el de S. Martín en Tours, Santiago de Compostela, Sto. Tomás Becker en Canterbury.

El espectáculo del peregrino que se dirige hacia su meta era muy habitual en la vida social del Medioevo. La Cruzada se une al vivo deseo de los peregrinos de visitar Jerusalén. Desde comienzos del XI se puede constatar un aumento del peregrinaje en Oriente Medio y Tierra Santa. En esa misma época comienzan a correr voces catastróficas sobre persecuciones y las crueldades sufridas por los cristianos por obra de los musulmanes. Estas reacciones se unían al creciente número de los peregrinos, que llegó a preocupar a las autoridades musulmanas que no querían que aumentase este fenómeno.

Hay cronistas cristianos del XII que acusan a los turcos de persecuciones anticristianas afirmando que esta es la causa de la reacción cristiana y de las cruzadas. Lo cierto es que estas interpretaciones históricamente no aparecen como verdaderas. Los propios cruzados se consideraban peregrinos, llamando a su expedición, en un primer momento, peregrinación. Sólo en el tardo Medioevo aparecerá la voz cruce signati.

Para Erdmann la novedad de la Cruzada está en la conjunción de dos conceptos hasta hacerlos indistinguibles: la militia Christi, como guerra Santa y la peregrinación. Por ello las Cruzadas son peregrinaciones armadas. Se partía para hacer penitencia por las propias culpas; pero se llevan armas porque se partía por la causa de Dios contra sus enemigos los paganos.

4) Un motivo estrictamente pontificio, es decir, la reunión con la Iglesia Bizantina mediante una campaña militar en ayuda de los bizantinos contra los musulmanes. El primero que expresado esta idea fue Gregorio VII en dos cartas: una que es una llamada del papa a todos los fieles para socorrer a Constantinopla contra los paganos (1074); la otra dirigida a Enrique IV, su futuro gran adversario, en la que le pide ayuda militar para los cristianos de Oriente, manifestando su intención de ir personalmente a la cabeza de un ejército occidental en Oriente para combatir a los infieles, nombrando a Enrique IV en ese período como protector de la Iglesia de Roma.

Podemos citar otro libro fundamental sobre la Cruzadas de Alphandéry y A. Dupront, publicado en París 1954-1959.

5) Este motivo ha sido investigado recientemente y se ha formulado así: la Cruzada como movimiento escatológico-mesiánico. Portadoras de esta idea no eran las Cruzadas oficiales sino las de los pobres y campesinos, es decir las Cruzadas .irregulares.

La situación de la población campesina en Europa Occidental era catastrófica en gran parte, por lo que el terreno estaba preparado para excitaciones mesiánicas, que se encuentran sobre todo en las Cruzadas de los pobres, es decir en las acciones llevadas a cabo junto a las Cruzadas oficiales. Los participantes de estas Cruzadas irregulares consideraban sus acciones como una expedición hacia la Jerusalén terrestre, según la creencia apocalíptica de que el anticristo no vendrá hasta que Jerusalén no sea dominada por los cristianos, llegando con él el final de los tiempos. En este motivo está la esperanza de anticipar la venida del Reino de Dios. Era un motivo muy fuerte en el XI.

La mayor parte de estas cruzadas populares están acompañadas de acciones contra los judíos en Europa por la influencia de las ideas apocalípticas. El propio pueblo se considero como elegido y destinado a heredar el Reino de los Cielos que empezaría desde la Ciudad de Jerusalén.

6) Un último elemento, frecuentemente sobrevalorado en la literatura, es la concesión de una indulgencia por las Cruzadas.

Estos textos forman parte de  Documentos independientes para el estudio de la Historia de la Iglesia una colección de textos del dominio público y de copia permitida relacionados a la Historia de la Iglesia.

Recopilados, corregidos y revisados por Manuel Rico Jorge.
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España 

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 4

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: