Inicio » Noticias Actuales » Doctrina Social de la Iglesia

Doctrina Social de la Iglesia

20.09.2010. 07:40

Ser Iglesia 

 

El Arzobispo de La Plata, Mons. Héctor Aguer, afirmó que la Doctrina Social de la Iglesia es el mejor antídoto contra la ideologización de los jóvenes, que tanto daño y dolor ha causado en Argentina. También pidió laicos formados decididos a participar en la vida pública.

Durante la inauguración del 1° Congreso de Doctrina Social de la Iglesia, organizado por la Pastoral Social Arquidiocesana, el Prelado recordó que es tarea de la Iglesia "servir a la formación de las conciencias, para que cada generación reemprenda la tarea fundamental de edificar un orden social justo".
En ese sentido, indicó que es deber de los laicos participar en la construcción de un país más justo, a través de los diversos ámbitos profesionales, económicos y políticos. "Es, por desgracia, en este campo donde se echa de menos la presencia de católicos cabales, bien formados en la fe y en la cosmovisión cristiana", expresó.

Mons. Aguer señaló que "es precisamente allí, en el mundo turbulento y a menudo sospechoso de la política, donde tendrían que expresar con su aporte la piedad para con esta patria nuestra sometida a un proceso de decadencia que por momentos pareciera irreparable".

En ese sentido, destacó la importancia de la Doctrina Social de la Iglesia. "El objetivo de esa enseñanza es contribuir a la purificación de la razón y aportar su propia ayuda para que lo que es justo, aquí y ahora, pueda ser reconocido y después puesto también en práctica", explicó".

Benedicto XVI, recordó, sitúa la doctrina social católica "en el punto en que se encuentran la fe y la política, que tiene por tarea principal el orden justo de la sociedad y del Estado".
                                                    ***
Aller domingo 19 de Septiembre recogíamos esta noticia, y desde aquí queremos hacer algún comentario con el ánimo de construir conciencia cristiana.

Los católicos debemos expresarnos coherentemente para no confundir a aquellos que nos escuchan o nos leen. De forma que cuando hablamos de la Iglesia no estamos hablando de la jerarquía o de los laicos, sino de la Iglesia. La Iglesia no es la jerarquía, como tampoco lo son los laicos.

La Iglesia es la asamblea de bautizados en el nombre de Jesucristo, que vive las mismas actitudes y comportamientos de su fundador. Esto es la Iglesia. Como toda comunidad ella necesita de unos servicios, y en la Iglesia es así como hemos de entender la autoridad que nos viene dada de lo alto para “servir con amor”. Todos los servicios son imprescindibles, pero esto no hace que la Iglesia esté dividida, jerarquía por un lado y laicos por otro. Hablar ante el mundo es una gran responsabilidad, por ello amigos hablemos con propiedad.

Un ejemplo sería este: “El arzobipo Héctor Aguer recordó que es deber de la Iglesia participar en la construcción de un país más justo, a través de los diversos ámbitos profesionales, económicos y políticos”.

En primer lugar hemos comenzado por quitar la palabra “Monseñor” (que significa Señor), ¿porqué? Pues porque para todo católico no hay más “Señor” que el Dios Trinitario, Padre Hijo y Espíritu Santo, Héctor, es arzobispo, y como tal es necesario su servicio en nuestra Iglesia. En segundo lugar hemos eliminado la palabra “laicos” y la hemos sustituido por “Iglesia” porque es toda ella la que tiene el deber de implicarse en todos los órdenes de la vida, y porque sobre todo hemos de entender que en nuestra bendita Iglesia católica ya seas cura, papa, obispo, padre o madre, soltero/a o Viuda/o, todos hemos sido llamados a servir, por lo tanto queridos amigos, sea cualquiera que sea el servicio que realices hazlo con amor pues es lo único que nunca pasa lo demás se termina, y ningún servicio es más importante que otro, sino que todos son necesarios para formar la Iglesia (el Cuerpo) y ninguno puede decir como no soy presbítero no soy Iglesia: “Pues del mismo modo que el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, no obstante su pluralidad, no forman más que un solo cuerpo, así también Cristo” 1ª Corintios 12,12. Así también la Iglesia.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 11

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: