Inicio » Noticias Actuales » La actualidad de Pentecostés

La actualidad de Pentecostés

01.06.2009. 11:51

El día de Pentecostés

Mons. Pujol reflexiona en su carta semanal sobre la actualidad de Pentecostés

Es tradicional hablar en nuestra tierra de las dos Pascuas, la florida y la granada. La primera es la de Resurrección, en la época primaveral, y la segunda, cincuenta días más tarde, con los frutos ya más próximos a la sazón, es la de Pentecostés; de ahí los nombres de “florida” y “granada”.

El día de Pentecostés celebramos que la Pascua de Cristo se completa con la efusión del Espíritu Santo, que es manifestado, entregado y comunicado como Persona divina: de su plenitud Cristo, el Señor, derrama profusamente el Espíritu. Por lo tanto, este día se revela plenamente la Santísima Trinidad y el Reino anunciado por Cristo se abre a quienes creen en él. Con su venida — ¡y viene siempre! — el Espíritu Santo hace entrar al mundo “en los últimos tiempos”, el tiempo de la Iglesia, el Reino ya heredado, pero todavía no consumado.

Siendo esto tan trascendental, el Espíritu Santo sigue siendo para muchos cristianos un verdadero desconocido; el “gran desconocido”, como se dice a veces. Y, en cambio, es él quien nos da toda la fuerza para actuar cristianamente. Con esta fuerza del Espíritu Santo, los hijos de Dios pueden fructificar: “Los frutos del Espíritu son: amor, alegría, paz, tolerancia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, y dominio de si mismo” (Ga 5,22-23). El Espíritu es nuestra Vida; cuanto más renunciemos a nosotros mismos, más nos comportaremos también según el Espíritu.

Pero es que, además, el Espíritu Santo “edifica” la Iglesia. La misión de Cristo y del Espíritu se cumple en la Iglesia, Cuerpo del Cristo y Templo del Espíritu Santo. Esta misión conjunta asocia en adelante a los fieles del Cristo a su comunión con el Padre en el Espíritu Santo: el Espíritu prepara a los hombres, les previene con la gracia, para atraerles hacia Cristo. Les manifiesta al Señor resucitado, les recuerda su palabra y les abre el espíritu para que entiendan su muerte y su Resurrección, les hace presente el misterio de Cristo de una manera eminente en la Eucaristía, con objeto de reconciliarlos, de ponerlos en comunión con Dios y de hacerles dar mucho fruto. Así, la misión de la Iglesia no se añade a la del Cristo y del Espíritu Santo, sino que es su sacramento: con todo su ser y en todos sus miembros la Iglesia es enviada a anunciar y a dar testimonio, a actualizar y a difundir el misterio de la comunión de la Santísima Trinidad.

Pedimos al Santo Espíritu que trabaje en todos los cristianos para que lleguemos a ser imagen de la Trinidad: que nos haga muy espirituales y, a la vez, muy arraigados en el mundo para santificarlo y llevarlo a Dios, sembrando siempre paz y alegría por toda la tierra.

† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo de Tarragona

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 18

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: