Inicio » Noticias Actuales » La Iglesia no puede vivir sin escándalo del Celibato

La Iglesia no puede vivir sin escándalo del Celibato

15.02.2011. 12:33

San Pedro


El Prefecto de la Congregación para el Clero, el Cardenal italiano Mauro Piacenza, señaló que la Iglesia no puede vivir "sin el escándalo del celibato" que testimonia a Dios ante el mundo.

L'Osservatore Romano dio a conocer este 15 de febrero un análisis que hizo recientemente el Cardenal Piacenza sobre el celibato desde la perspectiva del Papa Benedicto XVI.

Esta meditación es parte de una serie de reflexiones que hizo recientemente sobre el magisterio de los pontífices del siglo XX en la localidad de Ars, Francia, tierra natal de San Juan María Vianney a quien el Papa dedicó el Año Sacerdotal concluido en junio de 2010.

El Purpurado recordó que en la clausura de este año jubilar en la Plaza de San Pedro en Roma, ante miles de sacerdotes de todo el orbe, el Papa dijo que "para el mundo agnóstico, el mundo en el que Dios no entra, el celibato es un gran escándalo, porque muestra que Dios es considerado y vivido como realidad. Con la vida escatológica del celibato, el mundo futuro de Dios entra en las realidades de nuestro tiempo".

Tras recordar lo dicho por el Papa, el Cardenal Piacenza cuestionó: "¿cómo podría la Iglesia vivir sin el escándalo del celibato? ¿Sin hombres dispuestos a afirmar en el presente, también y sobre todo a través de la propia carne, la realidad de Dios?"

"Tales afirmaciones han tenido cumplimiento y, en cierto modo, coronación en la extraordinaria homilía pronunciada en la clausura del Año Sacerdotal en la que el Papa ha rezado para que, como Iglesia, seamos libres de los escándalos de los menores, para que aparezca el verdadero escándalo de la historia, que es Cristo el Señor".

El magisterio del Papa Benedicto XVI "sobre el celibato sacerdotal no deja duda alguna" acerca de su validez y fundamento, considerado en la exhortación apostólica postsinodal Sacramentum caritatis de 2007 como "una riqueza inestimable".

En ese documento, el Papa afirma que "el hecho de que Cristo mismo, sacerdote eterno, haya vivido hasta el sacrificio de la cruz en el estado de virginidad constituye el punto de referencia segura para comprender el sentido de la tradición de la Iglesia".

"En realidad representa una especial conformación al estilo de vida de Cristo mismo", añade.

"En unidad con la gran tradición eclesial, con el Concilio Vaticano II y con mis predecesores, reafirmo la belleza y la importancia de una vida sacerdotal vivida en el celibato como signo expresivo de la dedicación total y exclusiva a Cristo, a la Iglesia y al Reino de Dios, y confirmo así la obligatoriedad para la Tradición latina".

"El celibato sacerdotal vivido con madurez, firmeza y dedicación es una grandísima bendición para la Iglesia y para la misma sociedad".

Noticia recogida por:
Mónica Terrón

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 8

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: