Inicio » Noticias Actuales » Sanación de los recuerdos

Sanación de los recuerdos

29.09.2010. 17:40

Sanación de Recuerdos

Los conflictos violentos dejan heridas no solo en el cuerpo de las víctimas sino también en el alma de las comunidades. La sanación de estas heridas invisibles fue el tema de una consulta regional y un taller de formación para representantes de las iglesias de África meridional que tuvo lugar del 5 al 11 de septiembre.

Este evento fue el primer paso en la promoción y el desarrollo de una red africana de “Sanación de los recuerdos”. Esta red ayudará a sus iglesias miembros a contribuir de una forma más eficaz a la sanación y la reconciliación de los individuos, las comunidades y las naciones.

El Instituto para la Sanación de los Recuerdos de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, fue el anfitrión de esta consulta y este programa de formación copatrocinados por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), la Conferencia de Iglesias de Toda el África (AACC) y la Federación Luterana Mundial (FLM).

Consultas similares tendrán lugar en África Central y Occidental en 2011 y en África Oriental en 2012. Este proceso continental constituirá un aporte a la Asamblea General de la AACC así como al trabajo mundial en materia de sanación y reconciliación tanto del CMI como de la FLM.

El lema del programa de formación en Ciudad del Cabo fue “toda historia necesita a alguien que escuche”. Los 40 participantes de Angola, Botswana, Malawi, Mozambique, Lesotho, Swaziland, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue se sirvieron de las experiencias más dolorosas  y más felices de sus vidas para identificar los sentimientos –tales como la cólera, el amor, la impotencia, la culpa o el dolor- y los temas –la familia, la violencia política, la violencia doméstica, la identidad- que son relevantes para la sanación de los recuerdos.

El objetivo de la formación era ilustrar la metodología empleada por el Instituto para trabajar en la sanación de los recuerdos. El reconocimiento del mal hecho constituye, por ejemplo, un elemento clave para comenzar el viaje de la sanación y la reconciliación.

La consulta que tuvo lugar tras el taller de formación ofreció la oportunidad a los participantes de conocer las heridas –desde las más antiguas hasta las más recientes- que los países se han infligido unos a otros y de examinar de qué manera las iglesias pueden responder para hacer posible la reconciliación.

Situaciones de violencia política, la continua injusticia económica y las tensiones entre diferentes grupos religiosos, e incluso dentro de una iglesia, son ejemplos de estas heridas. El debate puso de manifiesto que existía una gran necesidad de sanación de los recuerdos en toda la región, así como en otras partes del mundo.

Historias de sanación de Sudáfrica


Diversas historias de Sudáfrica, el país anfitrión, ilustraron los esfuerzos emprendidos por las iglesias y las personas para superar los traumas del pasado. Los participantes escucharon, entre otros, a un miembro del grupo étnico san, un pueblo indígena de África meridional, que explicó la lucha por preservar la identidad y los conocimientos tradicionales de su etnia.

El profesor Mark Solms de la propiedad vitícola Solms Delta habló de cómo había transformado la granja dirigida por blancos que heredó de sus antepasados en una sociedad colectiva de tres granjas, una de las cuales ahora es propiedad de los descendientes de los antiguos esclavos y trabajadores de la propiedad. El establecimiento de una fundación beneficia a los residentes y empleados del lugar históricamente desfavorecidos.

El Dr. Deon Snyman de la Foundation for Church-led Restitution, una fundación para la restitución dirigida por la iglesia, presentó las iniciativas que lleva a cabo su iglesia, entre las cuales cabe mencionar un conjunto de herramientas para promover el concepto de justicia reparadora en Sudáfrica. Según las instrucciones de estas herramientas, “la justicia reparadora a menudo implica el reconocimiento de haber obrado mal por parte del transgresor, así como una declaración de arrepentimiento, que normalmente va seguida de algún gesto concreto de restitución”.

"Un aspecto central es el reconocimiento de que el transgresor no ha simplemente infringido la ley, sino herido a una persona y una comunidad reales, y que debe mirarlos a los ojos y asumir la responsabilidad del acto cometido. La parte perjudicada, a su vez, ofrece perdón y se muestra dispuesta a aceptar de buena fe el arrepentimiento del transgresor”.

Algunas de las cuestiones que se debatieron en la consulta fueron el tratamiento en Sudáfrica de los inmigrantes procedentes de los países vecinos, la justicia económica como condición necesaria para el establecimiento de relaciones pacíficas y la constatación de que con frecuencia la víctima de una situación se convierte luego en agresor.

Noticia recogida por:
Mónica Terrón

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 9

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: