Inicio » Palabra de Vida » ALIMENTO DE VIDA

ALIMENTO DE VIDA

03.06.2010. 12:38

Alimento de Vida 

 

6 – Junio – 2010
Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo “Corpus Christi”

“En aquel tiempo, Jesús s puso a hablar al gentío del reino de Dios y curó a los que lo necesitaban. Caía la tarde, y los Doce se le acercaron a decirle:   <<Despide a l gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida, porque aquí estamos en descampado>>. Él les contestó: <<Dadles vosotros de comer>>. Ellos replicaron: <<No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío>>. Porque eran unos cinco mil hombres. Jesús dijo a sus discípulos: <<Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta>>. Lo hicieron así, y todos se echaron. Él tomando los cinco panes y os dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.”  Lucas 9,11b -17

ALIMENTO DE VIDA

Este domingo la Iglesia celebra la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, en Latin “Corpus Christi”.

Con esta fiesta Solemne recordamos su mensaje de Amor Universal. Cristo Sacramento, presente en medio de su pueblo (Iglesia).

Los cristianos Católicos, en nuestros pueblos y ciudades sacamos en procesión el Cuerpo de Cristo con gran solemnidad, en algunos lugares con gran pomposidad y ricos ornamentos, olvidándonos que estamos ante el misterio de una vida entregada por los más pobres de este mundo, de un Cuerpo que se hace vida (y no ritos), y de una Sangre que es bebida de Salvación ofrecida a toda la humanidad. 

Queridos, la Eucaristía es la expresión de un Dios-Amor, de un Dios que ama hasta la locura, y que va más allá, quedándose en nosotros y no entre nosotros. Un Dios que quiso hacerse presente en el mundo por medio de su Cuerpo y su Sangre, y a la vez recordarnos que somos el Cuerpo y Sangre de su Hijo (la Iglesia).

Hoy a través del Sacramento del Amor generoso de nuestro Señor Jesucristo, se nos recuerda a los cristianos que hemos de ser constantes y benefactores en la causa del bien humano, que es la causa de Dios. “Esto es crear vida”.

Bien están nuestras manifestaciones de fe en este día, bien están nuestras procesiones arraigadas en la tradición; pero no perdamos de vista el verdadero mensaje: “El entregó su vida por la Salvación de los hombres”. Y nosotros no hemos de ser menos.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España   

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 4

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: