Inicio » Palabra de Vida » Anda haz tú lo ismo

Anda haz tú lo ismo

08.07.2010. 21:39

La Verdad 

 

11 – Julio – 2010
Domingo XV del Tiempo Ordinario

“En aquel tiempo, se presentó un maestro de la Ley y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: <<Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?>>. Él le dijo: <<¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?>>. Él contestó: <<Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón  con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo>>. Él le dijo: <<Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida>>. Pero el maestro de la Ley, queriendo justificarse, preguntó a Jesús: <<¿Y quién es mi prójimo?>>. Jesús dijo: <<Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, o molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él, yal verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo e su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: “Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta”. ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?>>. Él contestó: <<El que practicó la misericordia con él>>. Díjole Jesús: <<Anda, haz tú lo mismo>>.”  Lucas 10,25-37

ANDA HAZ TÚ LO MISMO

Estamos tan acostumbrados los católicos a pedir, que nos hemos olvidado de dar.
Mirad, pedimos continuamente y sin descanso, pedimos por todo y a todos; Santos, Vírgenes, no se nos queda nadie atrás. Somos como el maestro de la Ley, no cesamos de justificándonos.

Es verdad que necesitamos presentarle a Dios nuestras peticiones, pero también es verdad amigo, que Dios nos ha capacitado por medio de su Espíritu para dar testimonio de la Verdad.

Queridos amigos, dejemos de ser maestros de la Ley, y vivamos como hijos de la misericordia ejercitándola con nuestro prójimo, pues ha eso somos hoy llamados y enviados, a ser como él samaritano.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España 
 


Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 6

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: