Inicio » Palabra de Vida » APRENDE A COMPARTIR

APRENDE A COMPARTIR

25.08.2010. 17:36

Nuevo Testamento

29 – Agosto – 2010
Domi8ngo XXII del Tiempo Ordinario

“Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: <<Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú: y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a este”. Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te bendiga: Amigo sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido>>. Y dijo al que lo había invitado: <<Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedaras pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; t pagarán cuando resuciten los justos>>.”  Lucas 14,1-7; 14

APRENDE A COMPARTIR

Durante unos días hemos estado compartiendo con nuestros queridos hermanos de Asturias la fe que años atrás vivimos. He podido de nuevo experimentar en estos días que nuestro Dios es pura gratuidad, por eso queridos amigos, todo el que vive y transmite esa misma gratuidad acogiendo al hermano que llama a su puerta está acercándose al corazón de Dios.

Aquel que da lo que le sobra nunca llegará a heredar el Reino de los Cielos. La verdadera grandeza del alma está en compartir lo que se tiene y lo que se es.

Buscar el Reino de Dios y su Justicia consiste en no ir en busca del poder, ni buscar la apariencia engañosa ante los demás, no oprimir al que tienes al lado o al que te sale en el camino. Buscar el Reino de Dios, compartir lo que se tiene y lo que se es, es no ir tras el triunfo pasando por encima de los demás pisoteando y avasallando.

Queridos amigos, la generosidad es una hermosísima virtud que embellece a todo aquel que la practica en su vida.

Por ello huyamos de los comportamientos que denotan con frecuencia egoísmos y no confesados intereses personales. Huyamos de todos los que con frecuencia actúan de cara a la galería, como tantas veces me decía mi hermano Marcelino.

En estos días esta Palabra de Dios se ha hecho realidad en nuestra vida.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar d Cáceres
España

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 18

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: