Inicio » Palabra de Vida » DICHOSOS LOS QUE CREAN SIN HABER VISTO

DICHOSOS LOS QUE CREAN SIN HABER VISTO

07.04.2010. 13:25

Evangelio 

 

11 – Abril – 2010
Domingo II de Pascua

“Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio de ellos y les dijo: <<Paz a vosotros>>. Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y os discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: <<Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo>>. Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: <<Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados;  quienes se los retengáis, les quedan retenidos>>. Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: <<Hemos visto al Señor>>. Pero él les contestó: <<Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo>>. A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio de ellos y dijo: <<Paz a vosotros>>. Luego dijo a Tomás: <<Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente>>. Contestó Tomás: <<¡Señor mío y Dios mío!>>. Jesús le dijo: <<¿Por qué me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto>>. Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.” Juan  20,19-31

DICHOSOS LOS QUE CREAN SIN HABER VISTO

En la figura de Tomás, y en sus dudas nos vemos reflejados todos aquellos, que antes o despues, frente al misterio de Dios y de la vida de Jesús, entregada a una gran contradicción: ser Mesías derrotado, y humillado ante los ojos del mundo.

En las puertas cerradas de la casa, donde los discípulos se encontraban escondidos, está representado el miedo de ellos y también muchas de nuestras actitudes y de nuestros miedos como cristianos.

Juan Pablo II en el encuentro con los jóvenes en Madrid, lanzaba este grito: “¡Abrid las puertas a Cristo!”. Queridos amigos, abramos las puertas de nuestros corazones para que el Espíritu Santo penetre en nuestras vidas creando vida nueva en nosotros, para que el Espíritu transforme nuestros miedos en fortaleza de fe y esperanza, para que sea Él, el Espíritu del resucitado quien nos de la fe de creer sin ver. Cristianos sin miedos, sin temores, con gozo demos testimonio de nuestro Señor.

Espíritu Santo de Dios, en este día te pedimos que vengas sobre nosotros como en un nuevo Pentecostés, para que con nuestras pobres manos vacías tu las llenes con tu gracia para hacer el bien a nuestros hermanos, sin miedos, sin perjuicios. Queremos ser instrumentos de tu paz. ¡Gloria a ti Señor!

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España

1

Antonio José on 08.04.2010. 13:12

Estimados amigos, damos gracias a Dios por vuestro portal, al cual accedemos cada día, y en el que siempre encontramos algún motivo por el que darle gloria a nuestro Señor.
Bendecimos vuestra labor, y humildemente os animamos a continuar con el.
Que Dios os bendiga. Vuestros hermanos: Antonio José y Margarita.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 13

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: