Inicio » Palabra de Vida » EN EL REINO DE DIOS NO HAY ENCHUFADOS

EN EL REINO DE DIOS NO HAY ENCHUFADOS

23.07.2010. 14:30

Biblia manuscrita 

 

25 – Julio – 2010
Santiago apóstol, solemnidad.

“En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: <<¿Qué deseas?>>. Ella contestó: <<Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y otro a tu izquierda>>. Pero Jesús replicó: <<No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?>>. Contestaron: <<Lo somos>>. Él les dijo: <<Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre>>.
Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron conta los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: <<Sabéis que los jefes de los pueblos lo tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que se vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos>>.”
  Mateo 20,20-28

EN EL REINO DE DIOS NO HAY ENCHUFADOS.

En este Evangelio queda de manifiesto que aquel grupo primero llamado a vivir grandes acontecimientos de nuestra historia, no eran sino personas normales y corrientes, llenos de debilidades y de luchas internas.

Ninguno de ellos ni de sus familiares más cercanos se había enterado en qué consistía el Reino que el Maestro durante aquellos tres años había venido predicando.

¿Nos hemos enterado nosotros? Muchos son los que habiendo recibido el mensaje de salvación, han optado por ser discípulos del Maestro, teniendo muy claro que no han sido llamados a ser Señores sino esclavos, no a ser servidos sino a servir; entregando la vida por causa del Nombre de Jesús bebiendo el cáliz de martirio. Todo esto sin dejar de ser hombres y mujeres con debilidades, pues sólo Dios es Santo.

También son muchos los que escuchando la Palabra de Dios la interpretan a favor de sus beneficios, siendo en este mundo Señores en vez de esclavos. Que Dios rico en misericordia se apiade de todos los que habiendo sido llamados a servir  nos convertimos en Señores.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España
    

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 12

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: