Inicio » Palabra de Vida » JESÚS CRECÍA ANTE DIOS Y LOS HOMBRES

JESÚS CRECÍA ANTE DIOS Y LOS HOMBRES

26.12.2009. 05:22

Palabra de Vida


27 - Diciembre - 2009
La Sagrada Familia


"Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió 12 años, subieron a la fiesta según la costumbre, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes  conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio e los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: "Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados". Él les contestó: "¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?". Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres. Lucas 2,41-52


JESÚS CRECÍA ANTE DIOS Y LOS HOMBRES


Lucas en este Evangelio nos muestra una parte del misterio de este Dios que se hace hombre, un Dios humano, que está bajo la autoridad y la disciplina de una familia. ¡El Hijo de Dios educado por un Carpintero y una humilde mujer de Galilea!


Uno ante este pasaje, puede imaginarse como fue el día a día en la educación y la convivencia de José y María con Jesús. Por una parte ellos como padres responsables se preocupaban de su hijo y por otra no comprendían lo que ocurría, se quedaban atónitos ante la madurez y sabiduría de su hijo.

No sabemos si María tendría un diario donde fuera apuntando tantas cosas: "Hoy me ha dicho que estaba feliz"; "ayer le vi llorar" "el domingo me abrazó mientras me explicaba todo lo que me quería".


Lo que sí sabemos, porque Lucas nos lo cuenta, es que María apuntaba todas estas cosas en su corazón.

María acogió sin reservas a Dios. María, la perfecta discípula escuchó en todo momento lo que Dios le pedía; José, descendiente de David, aceptó la paternidad y educación de Jesús acompañándolo en su bondad.


Ellos son para nosotros hoy un ejemplo de familia a imitar.


Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España

 

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 20

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: