Inicio » Palabra de Vida » LA PALABRA DE JESÚS ES PODEROSA

LA PALABRA DE JESÚS ES PODEROSA

01.09.2009. 06:41

Palabra de Vida

6 – Agosto 2009
Domingo XXIII Del Tiempo Ordinario

“En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: “Effetá”, esto es: “Ábrete”. Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: “Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos”. Marcos 7,31-37

LA PALABRA DE JESÚS ES PODEROSA

La Palabra que sale de la boca de Jesús, su voz, es poderosa. Su voz llega al corazón de todo el que la oye, es una voz que no tiembla, que se hace oír nítidamente, que no asusta, es una voz que devuelve todo a su ser. Es una Palabra que se cumple. Como la Palabra pronunciada por el Padre en el libro del Génesis, todo se creaba al ser pronunciada.

Jesús pronuncia las Palabras y se cumplen en el sordo, que puede oír y hablar. Hoy al ver estas cosas muchos dirían: “Este hace magia” Amigos, Jesús entonces y ahora no hace magia ni juega con sus Palabras para entretener a las gentes crédulas; ni las utiliza para dañar a nadie o maldecir.

Jesús es el Hijo de Dios, y sus Palabras nos revelan la voluntad del Padre para todos los hombres de este mundo. Es revelada a toda la humanidad y para todos los tiempos. Por eso su Palabra se identifica con la vida, con la misericordia, con la ternura, con el Amor, con el perdón, con la justicia, con la salud.

Aquel hombre, el sordomudo es humano, pero desprovisto del oído y de la palabra, Jesús viendo sus limitaciones, sus carencias le da la plenitud que viene de Dios “Ábrete”, sus oídos y sus cuerdas vocales quedan liberados para poder escuchar y alabar a Dios.

Hoy hay muchas personas que oyendo no oyen, ni viendo ven, hoy necesitamos mostrar al mundo la Vida, pronunciar con poder las mismas Palabras de Jesús “Efftá” “Ábrete”  sanar a tantos sordomudos y ciegos que esperan oír y ver la Verdad, ver el Camino y la Vida.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 7

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: