Inicio » Palabra de Vida » LA PROFUNDA MIRADA DE JESÚS

LA PROFUNDA MIRADA DE JESÚS

04.11.2009. 05:12

Palabra de vida

8 – Noviembre – 2009
Domingo XXXII del Tiempo Ordinario

“En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo: “¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pretextos de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia más rigurosa”. Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a sus discípulos, les dijo: “Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra pero ésta que pasa necesidad, ha echado todo o que tenía para vivir”.  Marco 12,38-44

LA PROFUNDA MIRADA DE JESÚS

Es impresionante este texto y a la vez muy emocionante. “Una pobre mujer viuda”. En el Antiguo testamento, las viudas, los huérfanos, los leprosos, los emigrantes, los niños, constituyen el ejército de los pobres, de los marginados por la sociedad. Una humilde y pobre viuda que cree en Dios, que no tenía para vivir más que dos reales y estos los echa en el arca de las ofrendas. Aquella mujer probablemente tenía una oración en su mente en aquel momento, una súplica que elevar a Dios y, las haría por medio de su humilde ofrenda.

¿Dónde encontramos la fuerza de este pasaje Evangélico? En la viuda y en Jesús.

En la viuda porque no se reserva nada para ella, todo cuanto tenía para vivir lo entrega.

En Jesús que nos demuestra cómo la observa con cariño, cómo la mira con amor, cómo con su mirada descubre lo que realmente importa.

Esta pobre mujer nos da una lección de profundidad y de respeto. De respeto porque todas las personas son dignas y nobles a los ojos de Dios. Jesús supo ver el sentimiento y la oración de aquella mujer. Supo descubrir su generosidad, porque tu mirada Señor, atraviesa todo, incluso lo más intimo de nosotros.

Hoy nos tendríamos que preguntar: ¿Tenemos educada la mirada para ver donde está lo realmente importante?

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España



Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 5

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: