Inicio » Palabra de Vida » La voz de los que no tienen voz

La voz de los que no tienen voz

29.11.2010. 13:32

La voz de Dios 

 

5 – Diciembre – 2010
Domingo II de Adviento

“Por aquel tiempo, Juan Bautista se presentó en el desierto de Judea, predican: <<Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos>>. Éste es el que anunció el profeta Isaías, diciendo: <<Una oz grita en el desierto: <<Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos>>. Juan llevaba un vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y acudía a él toda la gente de Jerusalén, de Judea y del valle del Jordán; confesaban sus pecados; y él los bautizaba en el Jordán. Al ver que muchos fariseos y saduceos venían a que los bautizara, les dijo: <<¡Camada d víboras!, ¿quién os ha enseñado a escapar del castigo inminente? Dad el fruto que pide la conversión. Y no os hagáis ilusiones, pensando: “Abrahán es nuestro padre”, pues os digo que Dios es capaz de sacar hijos de Abrahán d estas piedras. Ya toca el hacha la base de los árboles, y el árbol que no da buen fruto será talado y echado al fuego. Yo os bautizo con agua para que os convirtáis; pero el que viene detrás de mí puede más que yo, y no merezco ni llevarle las sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego. Él tiene el bieldo en la mano: aventará su parva, reunirá su trigo en el granero y quemará la paja en una hoguera que no se apaga>>.”  Mateo 3,1-12

LA VOZ DE LOS QUE NO TIENEN VOZ

Juan es la voz que grita en el desierto, con el Bautista se abre una nueva época. Juan sabe que el Mesías está cerca, que falta muy poco para que irrumpa en el escenario de la historia.

El grito de Juan se continúa oyendo hoy por voca de muchos hombres y mujeres que con el testimonio de sus vidas, unas vidas entregadas a amar al prójimo, a sus hermanos, sin importarle raza ni condición alguna siguen anunciando al mundo la venida del Salvador.

El bautismo de conversión que predica Juan, tiene un sentido profundo que no se queda en un simple simbolismo sino que va más allá. Convertirse y bautizarse en el nombre de Jesús significa abrazar una nueva vida. Viene a borrar nuestro pasado y a que vivamos un presente dedicado a Dios Padre, siendo testigos de Dios en el mundo de hoy. Viviendo en verdad y justicia.

Queridos amigos, Dios precisa de ti, Dios precisa de profetas en estos tiempos, mujeres y hombres con actitud coherente con sus palabras para que sean la expresión del Amor de Dios en nuestro mundo. “Dios precisa de ti mucho más de lo que puedas imaginar” dice la letra de una canción, y yo os digo hoy hermanos, que no hemos de perder más tiempo y seamos “la voz de los sin voz”, seamos los profetas de este Siglo XXI.

¡Que Dios nos bendiga!

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 9

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: