Inicio » Palabra de Vida » LEVÁNTATE…

LEVÁNTATE…

25.12.2010. 19:54

La Fe y la Palabra 

 

26 – Diciembre – 2010
La Sagrada Familia

“Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: <<Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a busca al niño para matarlo>>. José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de He3rodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta: <<Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto>>. Cuando murió Herodes, el ángel del Señor se apareció de nuevo en sueños a José en Egipto y le dijo: <<Levántate, coge al niño y a su madre y vuélvete a Israel; ya han muerto los que atentaban contra la vida del niño>>. Se levantó, cogió al niño y a su madre y volvió a Israel. Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea como sucesor de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá. Y, avisado en sueños, se retiró a Galilea y se estableció en un pueblo llamado Nazaret. Así se cumplió lo que dijeron los profetas, que se llamaría Nazareno.”  Mateo 2,13-15,19-23

LEVÁNTATE…


José este hombre del que hablamos escasamente y que los Evangelios tampoco nos dan muchos datos de su vida, pues poco más tarde de este pasaje no volvemos a saber nada más de él, ciertamente hoy nos da un ejemplo de cómo hemos de vivir nosotros.

Él nada más escuchar la voz del ángel del Señor, obedece, no pone ninguna pega o escusa para acatar el mandato del Señor, se fía y se pone en camino. José debió ser un hombre profundamente religioso, pues así únicamente podemos entender el comportamiento suyo ante la voz del Señor, y sobre todo porque siempre le habla en sueños, con lo cual aun es toda vía más grande la fe de este hombre.

En José encontramos hoy nosotros cristianos del Siglo XXI la figura del “hombre de Dios”. La Sagrada Familia cuya cabeza patriarcal es este carpintero, hombre confiado, hombre obediente ante el mandato de su Señor, nos muestra el camino a seguir en nuestras familias.

Bendito seas José que con el testimonio de obediencia nos enseñas a nosotros a seguir tu ejemplo. Bendito sea José, que ante la llamada no te escondes sino que das la cara y respuesta fiel al mandato del Señor. Bendito sea José, por el amor a Dios en la persona de su Hijo al que tú acogiste como tuyo fiándote de una voz. Bendito sea José por el amor a María y el respeto por ella manteniéndola junto a ti. Bendito seas José, pues has venido a ser el ejemplo de varón a seguir para todas las generaciones pasadas y venideras. Amen

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España 
 

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 15

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: