Inicio » Palabra de Vida » SER AGRADECIDOS

SER AGRADECIDOS

06.10.2010. 06:26

Palabra salvadora 

 

10 – Octubre – 2010
Domingo XXVIII del Tiempo Ordinario

“Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y  gritos le decían: <<Jesús, maestro, ten compasión de nosotros>>. Al verlos, les dijo: <<Id a presentaros a los sacerdotes>>. Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: <<¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueves, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?>>. Y le dijo: <<Levántate, vete; tu fe te ha salvado>>.”  Lucas 17,11-19

SER AGRADECIDOS


Hay un refrán que dice: Es de bien nacido el ser agradecido, y ante la vida queridos amigos el cristiano tiene que optar por dos caminos: el del agradecimiento o el de la manipulación egoísta que no mira más que por sí mismo, y que nos hace ser insolidarios.

Este pasaje del Evangelio, lo vemos repetirse con demasiada frecuencia entre los “bautizados”, (que no entre los convertidos, pues son dos cosas muy distintas). Fueron diez los que el Señor sanó, y sólo uno de ellos se volvió a dar gracias. Esto desgraciadamente lo vivimos muy a menudo no solamente en lo referente a la fe sino en muchos otros órdenes de la vida.

Fijémonos en un detalle: diez leprosos, nueve de ellos judíos, es decir, creyentes y un pagano, y extranjero para más ofensa. Este samaritano es el que vuelve gritando alabanzas y acciones de gracias porque El Dios de los judíos lo ha salvado.

Esta actitud es la que ensalza Jesús: “¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?”. Pues bien queridos, reflexionemos sobre este pasaje.

Os aseguro por experiencia propia, que cuando somos capaces de manifestar nuestra gratitud, desde el sentimiento que nace de la fe somos felices y a la vez hacemos felices a los demás.

Cuando volvemos nuestro rostro a Dios y le mostramos nuestro agradecimiento o al amigo que nos lo ha entregado todo, entonces es cuando podemos decir que estamos valorando lo que realmente sí tiene valor en la vida, y por tanto merece la pena vivirla siendo agradecidos, porque queridos hermanos, la gratitud es señal de humildad, y de los humildes es el Reino de los Cielos.

Manuel Rico Jorge
Comunidad Parroquial Nuestra Señora de la Asunción
Casar de Cáceres
España 

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 5

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: