Inicio » Testimonios » EN LA POLÍTICA TAMBIÉN SE PUEDE VIVIR LA FE

EN LA POLÍTICA TAMBIÉN SE PUEDE VIVIR LA FE

23.02.2010. 12:05

Testimonio de la Iglesia 

 

Otro de los tabús que suelen presentarse como insuperables es la relación entre la fe y la vida pública. A pesar de los esfuerzos de muchos por querer reducir la fe a lo estrictamente privado, hombres y mujeres de diferentes países recuerdan con su ejemplo de vida que la religión puede jugar un papel muy positivo en el ordenamiento de los Estados y en las relaciones interpersonales.

Joseph Cao es un congresista estadounidense de origen vietnamita. ¿Qué tiene de particular? Algo que muy pocos políticos se atreven a decir públicamente: “Sostengo mis valores católicos, el bien de la familia, la fe, la justicia social en sus varias formas, incluyendo la defensa de la vida prenatal”.

Aunque nació en Vietnam, llegó a los 8 años a Estados Unidos con dos de sus hermanos. Cuando Saigón cayó en manos comunistas, encarcelaron a su padre.

 

En 1990 entró a la Compañía de Jesús tras un periodo de trabajo en zonas pobres de México. Estuvo dos años como novicio jesuita. Titulado en filosofía y derecho, fue profesor de la Universidad de Loyola. Conoció a su esposa en un festival mariano de su parroquia y actualmente es uno de los políticos estadounidenses que hablan sin temblor ni temor de su fe públicamente.

Desde febrero de 2009 Michael Steele es el nuevo líder del Partido Republicano en Estados Unidos. Lo particular de este hombre va más allá de ser el primer negro que es elegido como presidente de este partido. Además es católico y fue novicio agustino.

Casado y con dos hijos, Steele va regularmente a misa a la parroquia de St. Mary, en Michigan, estado donde nació y donde fue adoptado por una familia. A los 4 años murió su padre adoptivo y su mamá se hizo cargo de sacarlo adelante.

En 1981 entró en el noviciado de los padres agustinos. Francis J. Doyle, su director espiritual en aquellos años, declaró que fue un hombre brillante que se entregó dócilmente al proceso de discernimiento. Después de su paso por el convento, trabajó como abogado y después como consultor. En 2000 fue elegido presidente del partido en Maryland. Ahora sigue defendiendo sus convicciones cristianas y su planteamiento pro vida y por la familia natural.

Magdi Cristiano Allam dio mucho de qué hablar cuando, en la vigilia Pascual de 2008, fue bautizado por Benedicto XVI. Periodista de profesión, ahora deja esa faceta de su vida para hacer política; una política impregnada de los valores evangélicos. Para este fin está lanzando el partido Europa Cristiana, aunque su iniciativa vaya justamente contra lo que muchos pretenden sofocar.

Preguntado por “Il Corriere de la Sera” (Cf. 29.11.2008) sobre si es un partido religioso, Magdi respondió: “No es un partido religioso ni se dirige sólo a los cristianos. Es un partido laico que proclama un estado de emergencia ética en Europa e individua en la civilización cristiana la verdad histórica de nuestro continente, nuestro punto de referencia irrenunciable que hay que redescubrir y defender. Estamos abiertos a todas las personas de buena voluntad, incluidos los musulmanes”.

Amenazado de muerte incluso desde antes de su conversión al catolicismo, Magdi refirió en la misma entrevista: “Delante de lo que percibo como vocación y misión de vida, nunca me he echado para atrás. Así hice desde que era periodista y así haré como político. El miedo nunca lo he tomado en consideración: mis elecciones se basan sobre mi fe y lo que siento dentro”.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, es uno de los gobernantes latinoamericanos más apreciados a nivel nacional e internacional. En repetidas ocasiones ha apelado a la intercesión de la Virgen María para alcanzar la paz en su país. En febrero de 2009, tras la liberación de algunos secuestrados por la guerrilla colombiana, Uribe se dirigió a la catedral de la Virgen de los Remedios, en Riohacha, para pedirle una Colombia sin terrorismo: “En este día consagramos totalmente a ti nuestra vida, trabajos, penas, alegrías, triunfos y fracasos. Todo cuanto somos y tenemos; nuestro ser. Queremos que tú, como Madre espiritual, nos ayudes siempre y nos protejas de todo peligro en el alma y en el cuerpo. Alcánzanos de tu Hijo divino Jesucristo las gracias y favores que suplicamos a Él, por tu intercesión”, pidió el señor presidente.

También colombiano, Alejandro Ordóñez es el nuevo procurador general de esa nación. En declaraciones al diario “El Tiempo”, Ordóñez Maldonado, católico que no esconde su condición, ha defendido públicamente el derecho de los católicos a ocupar cargos públicos sin ser excluidos por sus convicciones.

Clara Rojas es también colombiana. Estuvo secuestrada más de 6 años por la guerrilla pero su fe le ayudó a mantenerse incólume. “Para mí el secuestro constituyó una oportunidad de afianzar mi fe y le doy gracias a Dios, porque gracias a esa fe me mantuve viva. Si yo no hubiera pensado que existía Dios, que había esperanza, y que siempre había una posibilidad de encontrar mi libertad, hubiera desfallecido en el primer momento”, declaró Clara. Y agregó. “Me siento feliz de saber que gracias a la fe estoy viva. Eso lo comparto con la gente sobre todo en estas épocas en que aparentemente nadie cree nada”.

Carlos Dívar es el presidente del Tribunal Supremo de España. Aunque en éste país la cristianofobia es cada vez más mordaz, Carlos Dívar no tiene reparo en afirmar que no puede caminar diariamente si no tiene  a Jesús Sacramentado.

Uno de los fundadores de la Adoración Nocturna en la península ibérica, Dívar señala que es a Dios a quien debemos pedirle todo y dirigirle nuestros pensamientos: “De Dios tanto se alcanza cuando de Él se espera”, refiere citando una máxima de san Juan de la Cruz.

Otros políticos cansados del azuzar la fe han alzado la voz para dejarlo en claro.

Es el caso de Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza. A mediados del pasado mes de enero de 2009, Belloch apoyó la decisión de los Transportes Urbanos de  Zaragoza (TUZSA) de no publicitar la campaña de los autobuses ateos que invitaban a despreocuparse por la existencia de Dios. Ya anteriormente el mismo alcalde decidió no retirar los símbolos religiosos de la Casa Consistorial.

Todos estos hechos de vida nos interpelan de una manera directa y profunda.

Ciertamente cada una de las personas mencionadas son falibles y pueden cambiar su camino o no hacer coincidir sus acciones y sus palabras en el futuro.

Una vida coherente es una lucha que debemos pelear todos los días. Quizá sea esa la principal lección que nos dejan todos estos personajes. Son un aliento pero, en definitiva, es cada uno de nosotros el que decide vivir con alegría y disponibilidad las virtudes, los valores: la fe.

Jorge Enrique Mújica

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 13

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: