Inicio » Testimonios » Jaime ¡Despierta! ¡No te nos vayas!

Jaime ¡Despierta! ¡No te nos vayas!

17.03.2010. 12:58

Vida Nueva 

 

Hola. Mi nombre es Jaime Domínguez. Lo que te voy a contar es mi testimonio de cómo Dios está vivo y sigue actuando en nuestras vidas.

Yo trabajo en una compañía de diseño y decoración de papel en Massachusetts y ese día fui a trabajar como normalmente lo hago. Iniciamos nuestras labores y mientras cambiábamos los “rolos” de compresión tuve problemas por un tornillo que no pude sacar. Dado que no segui con el problema me vi en la necesidad de meter la cabeza dentro de la máquina; Así podría ver que estaba pasando con el tornillo.

De pronto sentí que el rolo de compresión empezó a subir junto con el otro que lo hace automáticamente; Trate de salirme pero me fue imposible lograrlo quedándome con la cabeza atrapada dentro de los rolos. En cuestión de segundos empecé a sentir la presión y sentía que mi cuello estaba rompiéndose como si fueran ‘galletas’. Como pude grite a mi compañero que bajara el rolo de compresión pero solamente tuve tres segundos y no me dió tiempo de hacer nada, sino solamente el de encomendarme a Dios. Oré y dije: ¡Aquí voy Señor!
Luego vino el silencio.

Jaime ¡Despierta! ¡No te nos vayas!

Después supe que lo que había pasado era que había estado muerto por dos minutos y medio. Trataron por todos los medios posibles en ese momento de volverme a la vida; Hicieron lo imposible por revivirme y por fin lo habían logrado. 2 minutos y medio que para mi fueron como dos horas y media en los cuales me sentí como si estuviera en el espacio bien oscuro y muchas luces en dirección contrarias a mí. De pronto todo se paró de momento y escuche voces diciendo responde Jaime, por favor Jaime responde: ¡no te nos vayas! Despierta. Me movían y golpeaban en la cara para que yo reaccionara y cuando trate de abrir los ojos alguien gritó: ¡Tiene los ojos al revés! Volví a cerrarlos para abrirlos de nuevo y por fin me di cuenta que no estaba en la gloria… porque vi la cara de mi supervisor.

Dios aumentó mi Fe.

Tal vez suene un poco gracioso pero yo le doy gracias a Dios, el todopoderoso, por no haberme llevado todavía. Mi preparación espiritual estaba por buen camino pues como católico practicante llevaba una buena relación con mi Señor Jesucristo y había tenido mi encuentro con él tiempo atrás. Nunca tuve que salirme de la Iglesia católica e irme a una secta protestante para conocer a Dios y cambiar de vida. Estaba por buen camino pero si por casualidad me quedaba un poquito de mi corazón sin fe, les aseguro que mi corazón en este momento está a punto de explotar por la fe que tengo. Dios aumentó mi fe y tengo que decirte hermano o hermana que lees este testimonio que lo importante no es “entender” la voluntad de Dios sino hacerla con alegría pues de esa manera vivimos como auténticos cristianos que somos. ¡Qué bendición es ser católico!

No esperes lo peor para cambiar.

Mi accidente fue el día 22 de Julio del 2005, aproximadamente a las 10:15 de la mañana. Me estuvieron haciendo exámenes médicos hasta el día domingo por la noche y, para la Gloria de Dios, no encontraron hueso roto alguno. 3 veces me metieron al escáner para asegurarse de ello y no encontraron ningún hueso roto. Si tú estás leyendo este testimonio déjame decirte algo con mucho amor: No esperes lo peor o que te suceda algo similar para darte cuenta que Dios vive. Hoy es el día en que puedes decirle a Dios que cambie tu corazón y que transforme tu vida en un hombre nuevo, en una mujer nueva. Hoy es el dia que puedes decirle que te perdone todos tus pecados. Conviértete a Jesucristo y verás la Gloria de Dios brillar en tu vida, pues para cambiar de vida no hace falta dejar la Iglesia e irte a una secta, lo que necesitas es arrepentirte de corazón. Animo. No esperes lo peor pues Dios te ama y hoy te espera para tenerte en sus brazos.

Jesucristo está vivo, Yo soy Testigo del Poder de Dios.


Si mi hermano, Jesús vive y es el mismo ayer, hoy y siempre. Jesucristo no está clavado en la cruz n se encuentra en algún sepulcro porque él está vivo. Si este mensaje llega hasta ti, te pido por favor que aceptes a Cristo como tu único Señor y Salvador. Deja que él salve y transformé tu vida en esta bendita Iglesia Católica. Pídele a la santísima Virgen María que Interceda por ti para que puedas perseverar y acércate a los sacramentos que nos dejó Jesucristo en su Iglesia, sobre todo la santa Eucaristía con su presencia Real.

Dios te siga bendiciendo y la Virgen te acompañe.

Jaime Domínguez

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 5

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: