Inicio » Testimonios » JESUS LE SACÓ DE LA DEPRESION

JESUS LE SACÓ DE LA DEPRESION

10.11.2009. 16:28

Unidos en el amor


Todo ser humano está expuesto a caer en depresión, no importa la condición social, económica, incluso hasta espiritual que uno tenga, la depresión no respeta edades ni sexo. La depresión puede ser provocada por diferentes situaciones que vivamos, algunos somos más vulnerables que otros y no existe un patrón en cuanto al tiempo que nos toma salir de esto. Pero estoy convencido que depende de la actitud que tomemos en esa etapa de nuestra vida, y esto que estás viviendo también pasará.

En mi caso el disparador para caer en esta situación fue el diagnóstico médico que recibí en septiembre del 2001, en el que me indicaban que tenía una masa (tumor) en mi cabeza, detrás de mi oído derecho para ser mas especifico. Humanamente, como a cualquiera que reciba un diagnostico como este lo pone en que pensar. Me sentí demasiado triste al pensar que moriría, no porque estuviera condenado para la eternidad pues tengo la plena convicción de que si muero en este instante viviré eternamente con mi salvador Jesús, sino porque ya no vería a mis hijitas crecer, mi esposa quedaría viuda, y todos mis sueños y planes personales, familiares y ministeriales ya no los podría ver cumplidos.

Mi esposa y yo orábamos a Dios a cada instante de nuestra vida y a nuestras oraciones se unían las oraciones de muchas personas que nos aman. Mi pastor Dr. Luis Fernando Solares oró creyendo que Dios me sanaría y exactamente así fue. Al cabo de tres meses me sometí de nuevo a todos los exámenes para saber cómo había evolucionado la masa, decía el médico, y para la “Gloria de Dios” todos los exámenes salieron limpios, el médico no podía creerlo, miraba una y otra vez los exámenes y los comparaba con los primeros en donde se veía el tumor, hasta que al fin se convenció que no había nada, y dijo “es un milagro, usted ya no tiene nada”, cuando el dijo esas palabras sentí literalmente como si me hubieran quitado un gran peso de encima.

Al paso de los días, después de recibir esta extraordinaria noticia me percate que mi sistema nervioso había quedado completamente destrozado por todo el estrés que viví durante esos tres meses, ahora tendría que enfrentarme a otra etapa de mi vida. Fue una etapa de alegría por el resultado que recibimos de parte de nuestro Dios, pero a la vez fue una etapa de perdidas, tristezas, de todo un poco, eran muchos sentimientos encontrados y mi cuerpo no lo soporto y caí en la famosa depresión. Fue un tiempo en el cual no quería nada y todo lo que tú sientes ahora yo también lo sentía, por ejemplo: no tener ganas de hacer nada, sueño, falta de apetito, mareo y otros.

No quiero entrar en más detalles pues tú y yo sabemos de qué se trata, prefiero aprovechar el tiempo que has dedicado a la lectura de este artículo y contarte cómo fue que logre salir de ese hoyo oscuro.

A continuación te doy algunos consejos que yo puse en práctica y me ayudaron a salir y sé que te servirán:

1.- Estar convencido de que ya no quieres ni puedes seguir en esta condición.

2.- Animate a hacer cosas pequeñas y fáciles, tan fáciles como darte un baño, cambiarte de ropa, tener pensamientos positivos y no olvidar que aunque en estos momentos te sientes como un cero a la izquierda, realmente tienes un gran valor.

3.- Tener un amigo (a) que aunque no entienda como te sientes, pueda escucharte, el hablar y decirle como te sientes es bueno porque es como un desahogo para tu alma. También tienes que estar dispuesto a escuchar los consejos y sugerencias que te dé. En esos momentos necesitas de alguien que te este motivando a hacer las cosas que te gustan hacer.

4.- Hacer algo por los demás, por lo menos un pequeño favor a otra persona, no debes olvidar que sigues teniendo tus talentos y habilidades. No solo tú vives en todo el mundo, hay otros que necesitan de ti…... ¡Aunque no lo creas! Tu familia confía en que tú puedes salir de esto.

5.- No dejes que los pensamientos de muerte invadan tu mente, actúa inmediatamente, muévete de lugar, busca en que divagar tus pensamientos en esos momentos, no permitas que esos dardos del diablo vengan a querer manipularte pues aun tienes tanto por hacer en este mundo. Yo se que tú tienes sueños y anhelos en tu mente y corazón que aun no has realizado y todavía guardas una pequeña esperanza en lo más profundo de tu ser.

6.- Leer y leer o escuchar y escuchar La Biblia en audio cassettes y CD, los que puedes encontrar en librerías cristianas. Aunque yo no lo creía en ese momento, fue esto lo que realmente me sacó del hoyo de la depresión. Tú te preguntarás ¿La Biblia? Y yo te digo Sí La Biblia, porque ahí encontramos palabras de vida eterna y miles de promesas de Dios para nuestras vidas. ¡Inténtalo! Haz la prueba.

7.- Orar y orar al único y Dios verdadero y pedirle por medio de Jesús que te de fuerzas para iniciar un nuevo día, tú no sabes si él está permitiendo esto en tu vida para atraerte a él y mostrarte cuanto vales para él.

8.- Busca ayuda espiritual, en esos momentos necesitas de alguien que te esté inyectando de cosas positivas, necesitas escuchar quien eres realmente y porque estás en este mundo y eso solo lo puedes escuchar de una persona que está preparada y sea conocedora de la palabra de Dios. 9.- Recuerda que esta vida en la tierra no es eterna, la eternidad es después de la muerte.

10.- Cada día que pasa es un día menos para llegar al final de ese túnel que parece interminable, cada día que pasa estas más cerca de tu libertad. ¡Animo, tú también vas a salir de la depresión!, Confía en Jesús.

11.- Visita a tu medico y cuéntale lo que te pasa y si hay necesidad de tomar medicamento, tómalo al pie de la letra.

12- Pero lo más importante…recuerda la BUENA NOTICIA… Efesios 2:8 y 9 dice que por GRACIA somos salvos por medio de la fe ¡Es un regalo! Romanos 3:23 dice que tu y yo somos pecadores…y debemos arrepentirnos de esto… Pero Cristo quiere iniciar una relación con cada uno ¡REGALÁNDONOS LA VIDA ETERNA! EMPIEZA A SALIR DE LA DEPRESIÓN CON UNA EXCELENTE NOTICIA: SI… ¡EL CIELO ES GRATIS! Romanos 3:24. Haz ahora mismo esto: Reconoce que eres pecador y que no puedes salvarte por ti mismo Abre ahora mismo (no importa cómo te sientas) tu corazón a Jesús Apc.3:20 Por medio de la oración Romanos 10:10. Dile así: "Dios perdóname, he pecado, he fallado, he lastimado tu corazón, también a personas que me aman, pero hoy me arrepiento y te recibo como mi Señor y Salvador. Gracias Dios por amarme y tenerme paciencia ¡y sácame de la depresión!". Si nunca habías hecho esta oración con fé ¡HOY ES TU DIA! Y si ya lo habías hecho recuerda siempre que el ENTRÓ A TU VIDA Y QUE TIENE PLANES DE BIEN Y NO DE MAL PARA TI.

Carlos Mazariegos

1

oneyda gonzalez on 10.10.2010. 17:59

Dios es el único que ayuda a vencer el miedo y cuanto antes quiero salir de este estado depresivo en que me encuentro, ya que solo tengo ganas de estar acostada

2

Edwin Rivera on 14.08.2010. 20:37

Hermano Dios le Bendiga Es terrible la depresion pero se que con Dios nada es imposible, usted que opina de ir al Dr para que le recete antidepresivos ¿Es falta de FE ir a un Psiquiatra?

3

edmundo gutierrez on 11.08.2010. 13:54

Que maravillosas palabras,sin dios nada podemos hacer,yo tambien he estado en ese infierno y te digo una cosa,eso no se lo deseo a ninguna persona en este mundo,nunca he tomado medicamentos para soportalas,solamente pidiendole a Dios para soportarlas y es tanto asi que cuando llega otravez ya no me da temor por que se que Dios y el Espíritu Santo estan a mi lado,pero siempre sobre todas las cosas siempre Dios,solamente asi de sencillo ay que buscarlo

4

malvis on 28.02.2010. 20:00

Gracias.....de verdad muchas gracias

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 6

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: