Inicio » Testimonios » No estoy Solo

No estoy Solo

20.05.2009. 12:13

Jesús está con migo y me sostiene

Ayer se cumplió 18 meses desde aquella trágica mañana en la cual me avisaron que nuestro hijo Rodrigo había fallecido. Las primeras horas y los primeros días los viví o mejor dicho los pasé rodeado de personas, muchas de las cuales no las he vuelto a ver. Se rompe la vida. Se destruye el alma. Se inicia una espera eterna de lo imposible. "Ya volverá", decía. "Ya volverá". "Vayan a buscarlo". No entendía lo que había sucedido. Solo salía al jardín a esperarlo. Pero nunca volvió. Nunca más lo he visto.

Solo me queda su imagen, su recuerdo y el inmenso amor que siento por él.

Afortunadamente no estoy sólo. Comparto día a día su marcha con la mamá de Rodrigo que llora en silencio su ausencia. También la comparto con sus dos hermanos que lo recuerdan con un cariño muy especial. Falta esa alegría en nuestra familia que él siempre llevaba a casa, falta ese cariño con el que nos saludaba uno a uno todos los días, un cariño que sólo duró 23 años y que ya no vemos, un cariño que sólo sentimos. Eso es lo que todos lloramos en silencio: la ausencia de un hijo, la ausencia de un hermano. ¿Dónde van los padres que han perdido un hijo?
Su madre, al escribirle por última vez en una pequeña tarjeta que regalamos a todos los que nos acompañaron dijo:

Rodrigo, hijo mío, fruto de mis entrañas.
Fue corto tu estar en la tierra.
Tu sufrimiento lo llevabas muy escondido.
Hiciste feliz a mucha gente con tu gran capacidad de amar.
Que Dios bueno y misericordioso te tenga en su Santo Reino y
te encuentres protegidoen los brazos de la Virgen María.
Con todo mi amor de madre  
Amén


El Señor permitió que se marchara con El y sacó el inmenso bien de que yo me convirtiera después de caminar más de 40 años por el desierto destruyendo zapatos y vestidos. Soy un hijo pródigo más caminando a la casa del Padre.

Soy un hijo arrepentido, pero con una gran ventaja; nuestro hijo Rodrigo conoce el camino a la Jerusalén Celestial y Dios lo utiliza para que me lleve de la mano como me ha llevado todo este tiempo aquí en la tierra, desde su partida. Con su ayuda, el Señor permitió que en el mes de Marzo conociera una comunidad de la renovación carismática católica que se reúne a orar todos los miércoles.

Fui un día acompañando a Elsita, la mamá de Rodrigo. Me recibieron con los brazos abiertos. Nada me preguntaron. Sólo oraban por mí. Es una comunidad que, como instrumento del Señor, ha cambiado mi vida. Durante varias semanas entraba arrastrándome porque no tenía piernas para caminar. Durante varias semanas no rezaba, no alababa, sólo lloraba. Era lo único que sabía. Era lo único que entregaba. Un buen día logré acogerme de las muletas que la comunidad entera me pasaba y di mi testimonio.

Ha sido duro este andar con una gran cantidad de lágrimas de sanación. Cuando te enfrentas al mundo tienes que hacer una vida normal. Tienes que trabajar, reírte fuerte aunque no tengas ganas, tienes que levantarte todos los días y encontrarte con personas que nunca van a entender lo que es la pérdida física de un hijo y como no entienden, te dicen que tienes que seguir adelante, que tienes dos hijos más, tienes a tu señora, como si los sentimientos se midieran en forma cuantitativa. Pero cómo consolar a esa madre que todos los días llora en silencio, manteniendo su fe inquebrantable. Cómo evitar que ese hermano se ponga la ropa asemejándose al que no volverá a ver. Cómo consolar a esa hermana que se mantuvo de pie mientras su padre se derrumbaba. Cómo consolar a ese padre que llora cuando está solo para que sus hijos no lo vean. O te deprimes y vas al psiquiatra o encuentras al Señor. Y entonces tu caminar inicia una transformación radical.

He aprendido muchas cosas, la más dolorosa es que si Rodrigo no hubiese partido al cielo, yo nunca habría encontrado el Camino a la casa del Padre.

Entonces tienes un vuelco completo en tu vida y te acercas tímidamente a la cruz de Cristo y cuando escuchas que en la comunidad los hermanos dan gracias a Dios por lo que les ha sucedido ya no los encuentras tan "rayados " porque tú estás aprendiendo a dar gracias por lo que te está sucediendo. Empiezas a entender definitivamente la partida de tu hijo e inicias el camino del perdón hacia los que provocaron su muerte y cuando los que te rodean no entienden que estás perdonando, cuando los que te rodean no entienden que cuando rezan el Padre Nuestro estás perdonando a los que te hicieron daño, cuando los tibios que te rodean van a misa por cumplir con la ley y tú vas a dar gracias a Dios por lo que te sucede, entonces estás evangelizando, entonces estás dando testimonio de Cristo crucificado, entonces estás en el camino del hijo prodigo, en el camino a la casa del Padre, en el camino a la Jerusalén Celestial donde nos encontraremos con nuestro hijo Rodrigo.

En un retiro recibí el primer gran regalo cuando una hermana (de nombre Rebeca que hace años que tiene un hijo en el cielo) nos dijo: Tú no tienes dos hijos. Tú tienes tres hijos: dos viven contigo y Rodrigo está en el cielo. Desde ese día supe la respuesta a muchas interrogantes, más allá de la pregunta "cuántos hijos tienes". Desde ese día el Señor me empezó a hacer regalos periódicamente. Uno que recuerdo con especial devoción fue una visión que tuve después de una enseñanza recibida. Cuando estaba repitiendo con fuerza un canto en lenguas vi una figura muy blanca que me observaba y cuyo vestido se movía como cuando la ropa se mueve con el viento. Esa es una imagen que tengo muy grabada en mi memoria.

Fue el inicio de una serie de hechos en los que ha participado activamente el Espíritu Santo al cual cariñosa y respetuosamente lo llamo " mi amigo”.

El gusto por la lectura de la Biblia, la comunión periódica, la eucaristía, palabras de profecía, el discernimiento, descanso en el Espíritu, la oración en lenguas que me llena de gozo, especialmente cuando me abro a la Comunión de los Santos y siento en ella participar a Rodrigo .

Ya no voy los sábados al cementerio a llorar por nuestro hijo. Voy a orar con él para que me acompañe durante la semana. Eso lo aprendí de su mamá.

Todo esto ha sido una caja de regalos que recibo periódicamente y que han estado transformando mi gran pena en una paz interior indescriptible. He tenido algunas sanaciones físicas que sería largo de describir pero es bueno señalar que su origen está en el Señor.
Hoy Jesús está en nuestras vidas, es el centro de nuestras vidas, el eje y todo gracias a Rodrigo que tiene un rol preponderante que va más allá del diario vivir, va más allá de nuestro sufrimiento diario. Hoy participa activamente en nuestra vida espiritual dando testimonio, semana a semana, de la presencia de Cristo resucitado. Esa es nuestra esperanza, ese es nuestro camino. El se fue primero y nos ha preparado el manantial para beber el agua viva, nos ha preparado una gran mansión para que todos juntos glorifiquemos a Dios para siempre en la vida eterna.
¡A Él sea todo honor y toda gloria!                                                                                               
Luis Alberto
Comunidad El Dorado  
Vitacura, Santiago, Chile


1

JULIETA on 19.06.2012. 10:50

Y como seguir cuando desaparecio un hijo SECUESTRADO(14 meses sin saber de el) como seguir como consolar que hacer... sin saber si esta vivo, sufre, come ETC, ETC. En Dios y en su nombre permanecemos unidos. Saludos afectuosos :)

2

oneyda gonzalez on 10.10.2010. 18:17

que dificil, pero Dios nunca nos abandona el siempre va a estar haí para darnos un abrazo, para fortalecer nuestra fe, y para seguir adelante

3

Elisa on 20.05.2009. 13:43

Un testimonio triste por la perdida de ese hijo pero con una enseñanza de fe y salvación, perder un familiar querido es lo mas doloroso de la vida, es un vació inmenso que solo lo puede llenar nuestro Señor Jesús, pero hasta que nos damos cuenta de esto pasamos momentos muy difíciles sin salida alguna. Pero El a través de los hermanos, de una oración de una eucaristía, de una enseñanza, nos rescata de esa tiniebla y nos lleva hacia la luz, para liberarnos de la tristeza.
En esa confianza y fe, vivimos ya pensando que nuestros seres queridos están en su gloria intercediendo por nosotros, junto con todos sus ángeles.
Gracias por el portal y enhorabuena porque estáis llegando a los corazones.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 2

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: