Inicio » Testimonios » Soy hijo adoptivo del Rey

Soy hijo adoptivo del Rey

14.06.2009. 11:15


Jesús es el Rey
YO SOY TESTIGO DEL PODER DE DIOS

Me llamo Javier y . Lo supe en Marzo de 1.976, cuando conocí la Renovación en Santiago de Compostela....

Mi Padre me quiere y me entiende. Se ha ocupado de mí y de todas mis cosas. Desde 1.985, Él me ha dado una Comunidad: hermanas y hermanos que cuando me miran, hablan y oran conmigo, me riñen o me animan... me están mostrando el rostro de mi Padre; su presencia y su acción en mi vida.

En 1.989, los médicos me diagnosticaron una hernia discal en una de las vértebras lumbares; a la vista de las radiografías, la cirugía parecía la única solución efectiva. La Comunidad decidió entonces enviarme a la Asamblea de la R.C.C. de Catalunya. Bastante a regañadientes, me puse en camino -catorce horas de autobús- sin comprender nada. Allí, en el polideportivo de Badalona, después de la Comunión, el P. Emiliano Tardiff dio -entre otras- esta palabra de conocimiento: El Señor está sanando a un hombre que sufre fuertes dolores en la espalda y en las piernas. Esta enfermedad le limitaba mucho en el ejercicio de su ministerio. El Señor lo sana en este momento; así podrá servirle con mayor libertad y entrega. ¡Yo era aquel hombre! Hijo del Rey.

Unos años más tarde empecé a padecer rinitis, lagrimeo, picores, bronquitis, asma... todo, al parecer, de origen alérgico. En 1.997 estos problemas fueron en aumento y en varias ocasiones llegaron a tener que ponerme oxígeno. El pasado día 6 de julio, víspera de la Asamblea Nacional’2.000, estábamos la Comunidad ante el Santísimo; en aquel momento de Adoración, mis hermanas y hermanos de Caná oraron por mí. Dos días después, durante la Eucaristía de sanación, supe que mi Padre había decidido ponerme -una vez más- “en plena forma”: no he vuelto a tener, desde entonces, ningún problema respiratorio ni alérgico.

Soy Suyo. En salud y enfermedad, éxito y fracaso, reconocimiento y persecución... ¡soy suyo! ¡Quiero ser suyo! En ocasiones no lo he sido; quizá, en el futuro, en ocasiones vuelva a fallarle. Pero de algo estoy bien seguro: ¡¡¡Él es mío!!! . Para siempre. ¡Él está por mí! Soy su hijo. Hijo del Rey.

Javier Rodríguez
Comunidad Caná
Galicia

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 18

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: