Inicio » Testimonios » “Vayan…Yo los envío”

“Vayan…Yo los envío”

09.09.2010. 06:31

Misionera en Angola 

 

El tiempo en tierra de misión, es valiosísimo y más aun en Angola, donde los mismos angolanos hablan de dos situaciones que duelen hasta hacer sangrar: Luanda de los ricos y Luanda de los pobres. Esto, nos sitúa en medio de una realidad concreta: la corrupción ejercida por los que ejercen el poder, sobre todo en lo económico y los que, por otro lado, viven sin nada, tratando de sobrevivir con ventas callejeras y en el peor de los casos, vendiendo al “mejor postor”, su propia dignidad.

Otra deuda, es la ausencia de Educación, cualitativamente hablando, porque de este modo se podría vislumbrar un cambio, ya que al existir personas formadas, estaría asegurado el futuro del país.

Soy Marina de Los Santos, voluntaria salesiana que desde hace seis meses, vivo aquí en Lixeira (Basural), junto a un grupo de misioneros de distintos países que por haber escuchado y respondido al mandato de Jesús: “Vayan…Yo los envío” (Cfr. Mt. 28, 20). Un día “dejaron todo y echaron las redes en nombre del Maestro” (cfr. Lc. 5, 5)

La gente de aquí, me impulsa a no quedarme a mitad de camino. Desde la primera mañana que llegué a este lugar, agradecí profundamente a Dios por esta posibilidad de sembrar el Evangelio en estas benditas tierras. Hoy, ya más consciente de lo que significa vivir aquí, contemplo, como cada mañana, los “herederos de las Bienaventuranzas”, pasan a mi lado, cuando me dirijo a la Misa diaria.

Ellos viven el día a día, no pierden oportunidad de expresar su alegría con cantos y danzas. Desde que llegué, muchas son las cosas que me impactaron en esta tierra africana pero quiero subrayar tres:

1. La alegría: de este pueblo, a pesar de sufrir tantos despojos, aun hoy, porque primero fue la guerra y hoy, la deshumanización provocada por los poderosos de turno.

2. La fe en Dios y en los santos porque acrecienta mi propia fe.

3. La fortaleza: para encarar las situaciones difíciles de la vida con serenidad, porque me ayudan a ser paciente y confiar ciegamente en las Promesas de Dios.


A vos, que estás leyendo este mensaje, te animo a vivir tu compromiso de bautizado ahí donde Dios te llama. Y si un día, sientes que tu corazón arde por anunciar a Jesús más allá de las fronteras, no dudes en decir ¡Si!, recuerda que Él mismo nos prometió: “Yo estaré contigo, todos los días hasta el fin del mundo” (cfr. Mt. 28, 20b). Cristo vivo es quien te llama, quiere contar contigo para dar a conocer su Nombre a quien aún no lo conoce. No dejes de hacer tu parte, el ciento por uno y la Vida Eterna no son poca cosa como recompensa…somos muchos los que ya tuvimos el valor de dar desde nuestra pobreza…

Marina de los Santos

Este artículo no tiene comentarios.

Escribe un comentario







Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación:



Buscador Interno

Estadisticas

  • Online: 20

Muy Interesante

Enlaces Recomendados


Zona de Videos
  ZONA DE VIDEOS



Articulos Mas Vistos

Recomienda el Portal a Un Amigo

Tu Nombre:

Correo de Amigo:

Código de Validación:

Introduzca el Código de Validación: